martes, 19 de abril de 2016

REVIEWS GOLONDRINAS MUERTAS EN LA ALMOHADA

"Golondrinas muertas en la almohada, a mi entender (redirigido inevitablemente por mis impulsos filosóficos), es un grito para la humanidad, una protesta explosiva, cruel y, en muchas de sus partes, tan realista que roza lo surrealista. Cargada de descripciones grotescas, sucias, frías, escuetas y detalladas, dignas de una novela de Bukowski o Welsh." 






"Y es que Lucas Albor escribe muy bien y escribe diferente, casi te empuja por mucho que te resistas, porque a través de frases muy cortas, casi sin verbos, pasa por todos los detalles como si fueran fotogramas que desfilan rápidamente ante tus ojos y te hacen una imagen mental nítida y llena de detalles que no puedes evitar. [...] En este libro no hay esperanza o al menos yo no la he encontrado. Tucumán es una caja cerrada de la que nadie puede salir." 



Una gran novela no es necesariamente la que tiene más de mil páginas. Es la que está bien escrita. De hecho, hay muchísimas novelas cortas que son grandes novelones. Basta con que diga justo lo que tiene que decir, con las palabras exactas y sin que le sobre ni un punto ni una coma, que no es poco. Algo que creo que ha conseguido Lucas Albor con menos de un par de centenares de páginas en su primera novela, Golondrinas muertas en la almohada."